El gobernador bonaerense Axel Kicillof afirmó que el desalojo del predio de la localidad de Guernica "se hizo con todos los cuidados posibles para evitar heridos y situaciones de violencia". "Si la provincia no acataba la orden judicial, incurría en desacato", justificó. Además, aseguró que "es falso" que se les dio a las familias que participaron de la toma un monto de dinero, tal como informaron ayer algunos medios periodísticos.

"En Guernica hubo una denuncia judicial y luego una orden de desalojo que estaba vigente desde hacía mucho tiempo. La policía simplemente actuó como auxiliar de la justicia para llevar adelante esa orden", dijo el gobernador respecto al desalojo del predio del partido de Presidente Perón.

Kicillof habló desde Bahía Blanca, al sur de la provincia, donde participó de las actividades oficiales por los cien años de la Cooperativa Obrera. Se refirió también a "las tapas de los diarios" que dijeron "algo que era falso", y que además "sabían que era mentira". "Dijeron que íbamos a dar 50 mil pesos a cada uno de los que estaba en la toma, un programa que existe desde el 2003, que se renovó en 2007 y luego en 2009", señaló y agregó que "el monto para distribuir tope era de 30 mil pesos en 2009" y "simplemente se actualizó".

"Es una situación compleja. Unos nos criticaron por no desalojar el primer día, otros por hacer acuerdos con las familias, pero pusimos el máximo empeño en dar una solución", aseguró el mandatario bonaerense, al tiempo que asumió "los problemas genuinos" que tienen esas personas.

"En el predio había militantes de fuerzas políticas sobre los que me reservo cualquier comentario. Simplemente digo que no estaban por un problema habitacional propio sino por decisión política de estar ahí", señaló también.

El predio de 200 hectáreas ubicado en Guernica, partido de Presidente Perón, permanecía ocupado desde el 20 de julio último, y en un momento fueron unas 2.000 familias provenientes de diversos distritos bonaerenses las que allí se instalaron. "Hubo una denuncia judicial y luego una orden de desalojo que estaba vigente desde hacía mucho tiempo", dijo el gobernador.

"Solicitamos varias prórrogas y, en el medio hicimos un censo, identificamos que había 1.904 familias. Dispusimos instrumentos para ver si el desalojo se desarrollaba voluntaria y pacíficamente", detalló sobre los pasos que se fueron tomando para resolver el conflicto.


Negociaciones cortadas

El ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque, tuvo a su cargo las negociaciones con los ocupantes, que se cortaron el miércoles por la noche. Aseguró que solo una parte menor de los ocupantes permanecía en la toma, y que "hubo un esquema organizado con logística importante. Un esquema delictivo, con bandas pesadas que se presumía podían estar con armas de fuego".

En un comunicado desde el Ministerio de Desarrollo bonaerense, además, remarcaron que antes del desalojo "se había acordado con 731 familias" su reubicación, mientras que subrayó una posición "intransigente" de algunas "organizaciones de izquierda" en la negociación con las autoridades gubernamentales.

La ministra bonaerense de Mujeres, Políticas de Genero y Diversidad Sexual, Estela Díaz, también se refirió al tema. "Más del 80% de las familias que estaban en Guernica hicieron el auto desalojo voluntario", aseguró, y agregó: "Las organizaciones que se hicieron voceras de quienes estaba allí se radicalizaron y no quisieron aceptar ningún tipo de acuerdo. Esto llevó a que la Justicia no diera más plazos y ocurriera lo que vimos hoy".

La ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, aseguró en diálogo con la AM 750 que por más de cien días la gobernación bonaerense “ha puesto todo, generando situaciones alternativas de todo tipo para aquellas personas que de verdad no tienen donde ir a vivir”. “Pero resultó que un remanente de personas no accedieron a la firma de los acuerdos“, concluyó.

"Se habló con el fiscal para demorar otros dos días el descenlace pero la Justicia se plantó en que tenía que ser hoy. La que instruye a la policía es la Justicia, todo el esfuerzo del Gobernador estuvo puesto en cumplir con la manda de la Justicia con el menor daño posible", aseguró.