El delegado del Sindicato de Obreros de la Industria de la Madera de la zona Norte (SOIME), Domingo Paiva, expresó que hay preocupación en el ámbito de las familias madereras frente a la incertidumbre económica generadas tras las PASO en el país y el impacto que esto significó en el salario de los trabajadores del sector.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

MISIONES (23/8/2019).- “Hay una pérdida directa en el poder adquisitivo de los trabajadores. Las empresas misioneras están realizando un esfuerzo importante para sostener la situación crítica, evitando despidos y cierres de industrias, por el momento todo sigue igual en el sector”, indicó en la entrevista con ArgentinaForestal.com el secretario general del Sindicato de Obreros de la Industria de la Madera de Eldorado (SOIME), Domingo Paiva, al ser consultado respecto a posibles pérdidas de fuentes laborales en la industria maderera.

Sin embargo, admitió que la situación del trabajador es “angustiante” y en los próximos días habrá una reapertura en las negociaciones de las paritarias entre USIMRA y FAIMA, en Buenos Aires, para discutir una recomposición salarial.

“En nuestro rubro se está cumpliendo con el pago del último acuerdo de paritarias sobre incrementos no remunerativos ni acumulativos, pero todo deberá revisarse ante esta crisis económica, incluso el salario mínimo vigente. Estamos en instancia de diálogo con las empresas para ver como se aplicará el anuncio del gobierno nacional, ya que según el decreto presidencial, el beneficio recién se percibirá a fines de septiembre y octubre con 2 mil pesos que deberán llegar al bolsillo de muchos trabajadores del sector”, indicó Domínguez.

El acuerdo vigente cerrado en mayo se basa en un 28 por ciento anual desde junio de 2019 a mayo del 2020. Un 10% para el trimestre junio-julio-agosto, un 6% para septiembre-octubre-noviembre, otro 6% para diciembre-enero-febrero (2020) y un último 6% para marzo-abril-mayo (2020), en cuatro cuotas en total. En aquella oportunidad, entre empresarios y gremios establecieron una cláusula en “que se activará si la inflación superaba al incremento salarial acordado, habría reapertura de paritarias con seguimiento de revisiones trimestrales”, señaló el representante de SOIME.

SOIME-Amayadap: Acuerdo en paritaria por un aumento salarial de un 28% anual para los trabajadores

“Estamos ante otra realidad del país, hay otras necesidades y los números hay que volver a discutirlos para lograr una recomposición salarial que le llegue y sirva al trabajador y su familia”, defendió el gremialista.

Es así que adelantó que “en los próximos días tendremos una reapertura de paritarias para discutir una actualización del acuerdo frente a la inflación actual”.

Desde el gremio también advirtieron que se registra un aumento de empresas que dejaron de cumplir con los aportes y contribuciones de la Obra Social, desfinanciando de esa manera la gestión de prestación del servicio de salud y coberturas médicas para el afiliado y su familia, sostuvo el secretario general del SOIME. “Los costos de medicamentos, la previsión de insumos en stock, los proveedores que quieren cotizar con un  dólar a 65 pesos por posibles futuros aumentos, todo es una cadena con gravísimos problemas para dar una mejor prestación médica”, graficó Paiva.

En esa línea, reclamó la ausencia del Estado Nacional en normas que regulen los precios en el caso de la prestación médica. “En el interior de la provincia así funcionan las cosas en el servicio privado de salud, por ello van todos al Hospital Público, que está saturado en la atención médica”, concluyó.