Sebastian Kurz deberá enfrentar una moción de censura en su contra
Sebastian Kurz deberá enfrentar una moción de censura en su contra

El canciller austriaco Sebastian Kurz deberá enfrentarse a una moción de censura en el Parlamento la semana próxima, tras el colapso de su coalición de gobierno a causa de un escándalo de corrupción.

El presidente del Parlamento, Wolfgang Sobotka, miembro del conservador Partido Popular, al que también pertenece Kurz, fijó una sesión especial de la legislatura para el lunes. Los partidos de la oposición querían que se realizara esta semana, pero Sobotka dijo que quería "dar espacio a la campaña electoral de la UE", informó el martes la Agencia Austria Press.

El opositor Partido Ahora -verde- elaboró una moción de censura para expulsar a Kurz antes de las elecciones nacionales anticipadas, previstas para septiembre. El líder del partido ecologista, Peter Pilz, ha confirmado este martes que va a presentar la moción. "Estoy bastante seguro de que prosperará y que conseguiremos que Kurz ya no sea canciller el martes", aseguró. 

El éxito de la iniciativa dependerá del apoyo de otros partidos. La extrema derecha, cuyos ministros decidieron este lunes abandonar el Gobierno tras romperse la coalición por el escándalo de corrupción que les afecta, estudian apoyar la moción, mientras que los socialdemócratas invitan a la cautela y aún no se han pronunciado. Entre ambos, podrían tumbar al canciller y su Ejecutivo de transición, que se ha quedado sin mayoría.

De acuerdo con un artículo del diario El País, sería la primera vez en la historia moderna de la república alpina que un jefe de Gobierno sale de esta forma del poder. El minoritario partido liberal Neos rechaza apoyar la censura por la situación de crisis que atraviesa el país, que celebrará elecciones anticipadas en septiembre.

Sebastian Kurz (AFP)
Sebastian Kurz (AFP)

La crisis comenzó después de que Heinz-Christian Strache, líder del Partido Liberal, de extrema derecha y quien era su vicecanciller, renunciara el sábado. Strache apareció en un video en el que parecía ofrecer favores a una supuesta inversionista rusa durante una fiesta celebrada hace dos años en la isla española de Ibiza.

El partido de Kurz tiene sólo 61 de los 183 escaños en el Parlamento. Todavía no está claro si el segundo y el tercer partidos más grandes, los socialdemócratas de centro-izquierda y el Partido Liberal, votarán a favor de su expulsión, lo que privaría a este joven de 32 años de la ventaja de participar en las elecciones nacionales como mandatario en funciones.

Eso dejaría al presidente Alexander Van der Bellen con la opción de nombrar un canciller interino.

Aunque Kurz sigue en el cargo, Van der Bellen le ha pedido que proponga ministros interinos para reemplazar a los políticos del Partido de la Libertad que han dejado el gobierno, incluidos los ministros de Interior, Defensa y Trabajo.