Argentina

Una mirada al futuro sin pandemia: ¿Cómo será el mundo en 2030?

Diecisiete son los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por Naciones Unidas (ONU) en el que se conoce como la Agenda 2030. De su análisis uno por uno obtenemos una radiografía del mundo actual, de los cambios que podemos esperar para dentro de nueve años y de si vamos o no en la buena dirección. Un avance: la Covid-19 está condicionando muchas de las metas y no para mejor.

Fin de la pobreza

A nivel mundial, el número de personas que viven en situación de extrema pobreza ha pasado de representar el 36% del total de la población mundial en 1990 al 10% en el 2015 (unos 700 millones de personas). No obstante, el ritmo al que se produce este cambio está disminuyendo, y la crisis de la Covid-19 pone en riesgo décadas de progreso, advierte la ONU.

Se estima que, si no se hace nada, las consecuencias económicas de la pandemia podrían incrementar la pobreza en todo el mundo hasta llegar a afectar a 500 millones de personas más.

La pobreza en todo el mundo hasta llegar a afectar a 500 millones de personas más. Foto: AFP

La pobreza en todo el mundo hasta llegar a afectar a 500 millones de personas más. Foto: AFP

Hambre cero

Tras décadas de una disminución constante, el número de personas que padecen hambre comenzó a aumentar lentamente de nuevo en el 2015 y lo hará más como consecuencia de la pandemia.

El mundo no está bien encaminado para alcanzar el objetivo de hambre cero para el 2030. Si continúan las tendencias recientes, el número de personas afectadas por el hambre superará los 840 millones de personas para ese año.

Salud y bienestar

Antes de la pandemia se habían conseguido grandes avances en la mejora de la salud de millones de personas: incremento de la esperanza de vida, reducción de algunas de las causas de muerte comunes asociadas con la mortalidad infantil y materna...

Antes de la pandemia se habían conseguido grandes avances en la mejora de la salud de millones de personas. Foto: archivo

Antes de la pandemia se habían conseguido grandes avances en la mejora de la salud de millones de personas. Foto: archivo

Ahora el centro de atención es la Covid-19, que nos ha enseñado que las emergencias sanitarias suponen un riesgo mundial y ha demostrado que la preparación es vital.

Se necesitan más esfuerzos para erradicar por completo una gran variedad de enfermedades, abordar un gran número de problemas de salud y evitar otra epidemia como esta.

Educación de calidad

Durante la última década, se han conseguido grandes avances a la hora de ampliar el acceso a la educación y las tasas de matriculación en las escuelas en todos los niveles, especialmente para las niñas.

A la escuela con barbijo. Foto: AFP

A la escuela con barbijo. Foto: AFP

No obstante, la pandemia ha obligado a aplicar cierres temporales de escuelas, lo que ha alterado el aprendizaje de los alumnos y ha puesto en peligro los avances conseguidos. La Covid-19 supone un retroceso para este ascensor social clave para salir de la pobreza que es la educación.

Igualdad de género

Se han conseguido algunos avances durante las últimas décadas: pero todavía existen muchas dificultades y los efectos de la pandemia de la Covid-19 podrían revertir los escasos logros que se han alcanzado en materia de igualdad de género y derechos de las mujeres.

Además, el brote de coronavirus agrava las desigualdades existentes para las mujeres y niñas a nivel mundial; desde la salud y la economía, hasta la seguridad y la protección social.

Agua limpia y saneamiento

El coronavirus ha puesto de manifiesto la importancia vital del saneamiento, la higiene y un acceso adecuado a agua limpia para prevenir y contener las enfermedades.

Si bien se ha conseguido progresar de manera sustancial a la hora de ampliar el acceso a agua potable y saneamiento, siguen existiendo miles de millones de personas (principalmente en áreas rurales) que aún carecen de estos servicios básicos. Los fondos son insuficientes para conseguir este objetivo en el 2030.

Un joven se lava las manos en San Francisco, California. Foto: Bloomberg

Un joven se lava las manos en San Francisco, California. Foto: Bloomberg

Energía asequible y no contaminante

El mundo está avanzando hacia una energía más sostenible y ampliamente disponible. El acceso a la electricidad en los países más pobres ha comenzado a acelerarse, la eficiencia energética continúa mejorando y la energía renovable está logrando resultados excelentes en el sector eléctrico.

Naturgy es uno de los principales inversores de renovables en España. La empresa cerró el pasado año con una potencia renovable en operación de 4,6 GW a nivel global y prevé invertir este año al menos 1.000 millones en renovables, de los cuales cerca del 30% serán en España. Queda camino por recorrer, pero vamos en la buena dirección.

Autos eléctricos, lo que viene. Foto: AFP

Autos eléctricos, lo que viene. Foto: AFP

Trabajo decente y crecimiento económico

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una recesión mundial tan mala o peor que la del 2009 por culpa de la Covid-19. Las perturbaciones económicas y financieras derivadas de la pandemia están desbaratando el ya de por sí tibio crecimiento económico y empeorando los riesgos acentuados de otros factores. Será difícil alcanzar un crecimiento económico inclusivo y sostenido para el 2030

Industria, innovación e infraestructura

Todavía queda un largo camino que recorrer para que el mundo pueda aprovechar al máximo el potencial de una industrialización inclusiva y sostenible, la innovación y las infraestructuras.

si desean conseguir la meta del 2030 y aumentar la inversión en investigación e innovación científicas. El crecimiento del sector manufacturero a nivel mundial ha ido disminuyendo constantemente y más ahora como consecuencia de la pandemia.

Los países menos desarrollados necesitan acelerar el desarrollo de sus sectores manufactureros. Foto: Bloomberg

Los países menos desarrollados necesitan acelerar el desarrollo de sus sectores manufactureros. Foto: Bloomberg

Reducción de las desigualdades

A pesar de la existencia de algunos indicios positivos hacia la reducción de la desigualdad en algunas dimensiones, como la reducción de la desigualdad de ingresos en algunos países y el estatus comercial preferente que beneficia a los países de bajos ingresos, la desigualdad aún continúa.

Además, la Covid-19 ha sacado a la luz e intensificado las desigualdades existentes al afectar en mayor medida a los más pobres y a las comunidades más vulnerables. Es necesario redoblar esfuerzos.

Ciudades y comunidades sostenibles

La rápida urbanización está dando como resultado un número creciente de habitantes en barrios pobres, infraestructuras y servicios inadecuados y sobrecargados, lo cual está empeorando la contaminación del aire y el crecimiento urbano incontrolado.

Es una realidad que va en aumento: desde el 2007, más de la mitad de la población mundial ha estado viviendo en ciudades y se espera que dicha cantidad aumente hasta el 60% para el 2030.

Vista de la ciudad de Bangkok (Tailandia) cubierta de polución. Foto: EFE

Vista de la ciudad de Bangkok (Tailandia) cubierta de polución. Foto: EFE

Producción y consumo responsables

El progreso económico y social conseguido durante el último siglo ha estado acompañado de una degradación medioambiental que está poniendo en peligro los mismos sistemas de los que depende nuestro desarrollo futuro (y nuestra supervivencia).

La pandemia ofrece a los países la oportunidad de elaborar planes de recuperación que reviertan las tendencias actuales y cambien nuestros patrones de consumo y producción hacia un futuro más sostenible. Se trata de hacer más y mejor con menos. Con este objetivo en mente, Naturgy ha logrado reducir un 30% su consumo de agua y un 81% los residuos generados, entre los años 2019 y 2018.

Acción por el clima

El cambio climático es una realidad de nefastas consecuencias y es necesario tomar medidas urgentes para abordarla. Las empresas tienen una gran responsabilidad en la lucha contra el cambio climático.

Vida submarina

Existe un deterioro continuo de las aguas costeras debido a la contaminación y a la acidificación de los océano. Foto: Reuters

Existe un deterioro continuo de las aguas costeras debido a la contaminación y a la acidificación de los océano. Foto: Reuters

Existe un deterioro continuo de las aguas costeras debido a la contaminación y a la acidificación de los océanos, que está teniendo un efecto adverso sobre el funcionamiento de los ecosistemas y la biodiversidad.

Asimismo, también está teniendo un impacto perjudicial sobre las pesquerías de pequeña escala. Proteger los océanos debe seguir siendo una prioridad si queremos preservar la biodiversidad marina, por el bien de la salud de las personas y de nuestro planeta.

Vida de ecosistemas terrestres

Para prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas de todo el mundo, Naciones Unidas ha declarado la Década para la Restauración de los Ecosistemas (2021-2030).

Esta respuesta coordinada a nivel mundial ante la pérdida y degradación de los hábitats se centrará en desarrollar la voluntad y la capacidad políticas para restaurar la relación de los seres humanos con la naturaleza.

Sobrevolando el Amazonas para monitoreo de deforestación e incendios forestales. Foto: Christian Braga / Greenpeace

Sobrevolando el Amazonas para monitoreo de deforestación e incendios forestales. Foto: Christian Braga / Greenpeace

Paz, justicia e instituciones sólidas

El número de personas que huyen de las guerras, las persecuciones y los conflictos superó los 70 millones en el 2018, la cifra más alta registrada en casi 70 años. En el 2019, las Naciones Unidas registraron 357 asesinatos y 30 desapariciones forzadas de defensores de los derechos humanos, periodistas y sindicalistas en 47 países.

Por otro lado, los nacimientos de alrededor de uno de cada cuatro niños en todo el mundo con menos de 5 años nunca se registran de manera oficial, lo que les priva de una prueba de identidad legal, que es crucial para la protección de sus derechos y para el acceso a la justicia y a los servicios sociales. Queda mucho por hacer en este objetivo y el tiempo apremia.

Alianzas para lograr los objetivos

Los ODS sólo se pueden conseguir con asociaciones mundiales sólidas y cooperación. Sin embargo, los niveles de ayuda están disminuyendo y los países donantes no han respetado su compromiso de aumentar la financiación para el desarrollo.

La ONU advierte que ahora, más que nunca, es necesaria una sólida cooperación internacional con el fin de garantizar que los países que poseen los medios para recuperarse de la pandemia reconstruyan mejor y consigan los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Por Lorena Farràs Pérez, La Vanguardia

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Ronaldo is considering a return to Manchester United. Cristiano is ready to take a pay cut (GdS)
Arteta that Arsenal should not have been called to the Super League: We are one of the best clubs in the world. There is no denying the story
Man City have agreed to transfer 17-year-old winger Fluminense Kaiki for 12 million euros
Fonseca on 1:1 with Atalanta: Roma was better in the second half and showed character
Five years ago, esports was building its own Super League. The project failed due to the dissatisfaction of the players
Keylor Navas is the best Ligue 1 player in March
Rodgers on 3-0 with West Brom: Leicester can play much better