Argentina

Usan drones para monitorear una invasión de tiburones blancos

Los tiburones blancos, que antes eran raros en las playas del sur de California, empiezan a aparecer más a menudo.

Los recién llegados son en su mayoría tiburones jóvenes, que prefieren las aguas cálidas más cercanas a la costa.

Eso significa que muchos playeros que ahora ven tiburones nunca antes habían visto a los depredadores.

Un tiburón en la costa de California Foto AP/Servicio Nacional de Pesquerías Marinas, Archivo.

Un tiburón en la costa de California Foto AP/Servicio Nacional de Pesquerías Marinas, Archivo.

"Cuando estas pequeñas aletas empezaron a aparecer, todo el mundo estaba discutiendo para averiguar lo que estaba pasando", dijo Douglas J. McCauley, profesor de ciencias marinas y director de la Iniciativa Oceánica Benioff de la Universidad de California en Santa Bárbara.

Un nuevo proyecto que utiliza la inteligencia artificial, llamado SharkEye, puede ayudar a seguir la pista de estos temibles peces. La tecnología está siendo desarrollada por el laboratorio de McCauley (que trabaja con investigadores de la IA en Salesforce, la empresa dirigida por el patrocinador de su laboratorio, Marc Benioff) y por científicos informáticos de la Universidad Estatal de San Diego para supervisar más el frente oceánico, mientras aprenden sobre las migraciones de los tiburones.

SharkEye se ha probado durante los dos últimos veranos en Padaro Beach, en el condado de Santa Bárbara, una zona popular para campamentos de surf que también resulta ser una guardería para tiburones blancos jóvenes.

La observación de tiburones allí y en otros lugares, cuando se produce, se suele realizar mediante el seguimiento online de los animales marcados, o haciendo que alguien se pare en una tabla de remos en el agua para vigilarlos.

Un gran tiburón blanco nadando en la playa estatal de San Onofre, California. Foto AP. U.S. Marine Corps.

Un gran tiburón blanco nadando en la playa estatal de San Onofre, California. Foto AP. U.S. Marine Corps.

Con SharkEye, un piloto lanza un drone que viaja a lo largo de un camino preprogramado en el cielo, seguido de una segunda ruta serpenteante para explorar el agua debajo.

El drone se mantiene a unos 40 metros de altura, lo que permite que los barridos cubran rápidamente una gran área del océano. Esa altura también es lo suficientemente alta como para evitar molestar a la vida marina.

El piloto monitoriza una transmisión de vídeo en tiempo real, tomando nota de los tiburones, y luego envía un texto a las 36 personas que se han inscrito para recibir los alertas, un grupo que incluye salvavidas, instructores de campamentos de surf y propietarios de casas en la playa.

McCauley dijo que el laboratorio estaba trabajando en diferentes tipos de alertas para que la gente tuviera información antes de aventurarse en el agua.

Estas podrían venir a través de los canales de medios sociales o incluso un "informe de tiburones" modelado a partir de los informes de surf.

Las imágenes del drone también van a un modelo de computadora que el equipo entrenó para reconocer a los grandes tiburones blancos.

Combinando esto con otros datos, como la información sobre la temperatura del océano y otras migraciones de la vida marina, los investigadores esperan utilizar el poder de la inteligencia artificial para desarrollar predicciones sobre cuándo y dónde aparecerán los tiburones que podrían conducir a formas de compartir el océano de la manera más segura posible.

Los investigadores están recurriendo a la inteligencia artificial para aprender más sobre algunos animales marinos que, debido a que viven bajo los vastos océanos, han sido más difíciles de estudiar que la mayoría de las criaturas terrestres.

Usando hidrófonos y la IA, Google construyó herramientas para detectar automáticamente las ballenas jorobadas y las orcas por sus sonidos.

Flukebook es un proyecto que rastrea delfines y ballenas individuales usando inteligencia artificial para identificarlos por características únicas en sus colas y aletas, muy parecido a la tecnología de reconocimiento facial.

Incluso sin la IA, los drones han permitido a grupos como Pelagios Kakunjá, una organización conservacionista mexicana, estudiar a los tiburones más de cerca.

El aumento del número de grandes tiburones blancos frente a las costas de California se debe en parte al cambio climático, que está empujando a los animales, especialmente a los juveniles, hacia el norte desde sus lugares habituales de cría, más al sur, a lo largo de la costa de California, hasta Baja California.

Los exitosos esfuerzos de conservación como la Ley de Protección de Mamíferos Marinos han ayudado a que algunas de las comidas favoritas de los tiburones - focas y leones marinos - se recuperen.

Y la prohibición de las redes de enmalle cercanas a la costa ha reducido el número de tiburones capturados accidentalmente por los pescadores comerciales.

Incluso con la creciente población de tiburones, los ataques de tiburones son raros en la costa oeste, con sólo 118, incluyendo seis muertes, desde el año 2000, según la organización sin ánimo de lucro Shark Research Committee.

Uno de esos ataques se produjo en Padaro Beach durante el verano, cuando el equipo de SharkEye no estaba volando un avión teledirigido debido al cierre del coronavirus.

Se cree que un tiburón mordió a una mujer que nadaba en la costa, aunque sus heridas fueron leves. Y ocho días más tarde, un tiburón mató a un surfista unas horas al norte en Santa Cruz, el primer ataque mortal de tiburón en California desde 2012.

No hay pruebas de que la tasa de ataques de tiburón esté aumentando incluso a medida que más personas utilizan la playa, según Chris Lowe, profesor de biología marina y director del Laboratorio de Tiburones de la Universidad Estatal de California, Long Beach.

Las posibilidades de ser mordido son todavía extremadamente bajas, pero dar a la gente más información sobre el número de tiburones en la zona puede ayudar a los bañistas a tomar decisiones informadas sobre lo que están dispuestos a arriesgar.

"La realidad es que los tiburones no van a cambiar su comportamiento", dijo Lowe. "Estos datos son más valiosos para cambiar el comportamiento de la gente".

Chris Keet, propietario de Surf Happens, una tienda de surf local que ofrece campamentos de verano y clases particulares en la playa de Padaro, ya está modificando su negocio basándose en los datos de SharkEye.

Después de que SharkEye registrara nueve avistamientos en un día de julio, Keet decidió cancelar una tradición veraniega de dos décadas en la que los campistas se zambullían para conseguir dólares en la arena y nadaban hasta una boya.

"Aunque los tiburones no son agresivos", dijo Keet, "sólo se necesita uno".

Debido a que el drone SharkEye no se usa todo el tiempo que el campamento está en funcionamiento, Keet todavía depende de las personas en las tablas de remo como vigías, incluido él mismo.

Después de haber crecido cerca y nunca haber visto un tiburón, ahora casi siempre ve una sombra o una aleta cortando el agua cuando está de servicio.

"Son hermosos", dijo. "Pero es angustioso".

c.2020 The New York Times Company

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Liverpool and PSG offered contracts to Alaba, but the player chose Real Madrid. He dreamed of playing for Madrid
I believe in Zlatan. Ibrahimovic asked about Milan's chances of winning the Scudetto
Man City have yet to offer Aguero and Fernandinho contract extensions
Frank Lampard: Chelsea do not have Hazard, who accounted for 50% of goals and assists, and Diego Costa with 30 goals for the season
Let See ten Mangalica and we win the Champions League. The Milan newcomer was a nightmare for Messi, quarreled with Pep and was a favorite of Allegri
Real Madrid can sign Aguero, Giroud or Milik after Jovic's departure
Chelsea spent the most in Europe on transfers in 2020. Manchester United - 2nd, Man City-3rd