logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Cuba
An article was changed on the original website

¿Por qué las autoridades cubanas recogen a diario el ingreso de los hoteles?

Hoteles Riviera y Cohiba en La Habana. (ÚLTIMA HORA)

Representantes de las empresas turísticas del Gobierno de Cuba, entre ellas Gran Caribe, Gaviota y Cubanacán, retiran a diario el dinero que los hoteles ingresan de los turistas, con el fin de captar la mayor cantidad de divisas extranjeras para hacer frente a los pagos de la Administración cubana.

Esta medida afecta a todos los inversores internacionales que tienen formalizados acuerdos de gestión y 'joint venture' con las empresas bajo mando militar cubano y administrados por el conglomerado empresarial GAESA, reportó el diario español Última Hora.

Las cadena hoteleras españolas son las principales afectadas por esta estrategia, principalmente porque al serles retiradas cada día las divisas que ingresan, se quedan sin liquidez para sostener las sumas necesarias en pesos convertibles cubanos (CUC), con las que hacen frente a los pagos de proveedores.

"Llevamos así desde mediados de enero y la situación no vuelve a la normalidad en pleno mes de marzo. Esto nos afecta directamente porque no podemos hacer frente a los pagos de los proveedores cubanos que nos abastecen de productos. Estar 20 días sin harina no es fácil", indicó un ejecutivo de una importante cadena hotelera mallorquina citado por Última Hora.

Al no poder contar con liquidez, las cadenas tienen que realizar trasvases de fondos desde los bancos españoles para poder ofrecer los niveles de calidad en servicios, productos y atención en los establecimientos.

Aparte de las empresas mallorquines, el resto de cadenas españolas y extranjeras se encuentran en la misma situación. La actitud del Gobierno cubano se debería al endurecimiento de la presión económica por parte de la Administración norteamericana.

El presidente Donald Trump, con su decisión de activar de manera limitada el capítulo III de la ley Helms-Burton, ha generado un serio problema a La Habana.

Nunca hasta la fecha el Gobierno cubano había actuado de esta manera, pero las dificultades económicas por las que atraviesa el país le ha obligado a actuar de esta forma tan drástica, que ha sorprendido a sus socios hoteleros.

Meliá e Iberostar llegarán a final de año con más de 35 hoteles en gestión en los principales enclaves vacacionales del país, entre ellos, Cayo Coco, Cayo Largo, Cayo Guillermo, Holguín, Santiago de Cuba, Camagüey, Cienfuegos, Varadero y Trinidad. En los últimos años el desarrollo se ha centrado en La Habana, que se ha convertido en un referente turístico a nivel mundial.

Ante esta situación, Meliá e Iberostar han contratado los servicios de varios despachos de abogados para preparar su defensa en caso de reclamaciones en EEUU de bienes confiscados por el castrismo.

Las dos empresas temen que se active un segundo escenario a partir del próximo 17 de abril, cuando particulares y empresas podrían demandar la recuperación de los bienes confiscados, siempre y cuando el Ejecutivo de EEUU active en pleno el capítulo III.

Themes
ICO