Una anciana,. EFE/Archivo
EFE/Archivo

Un insólito caso se presentó en un hogar geriátrico de Francia, cuando una anciana de 102 años de edad fue acusada de asesinar a otra de 92 años, la cual fue hallada sin vida en su cama en la habitación contigua de la acusada.

La mujer fue encontrada por un empleado del lugar alrededor de la medianoche del pasado sábado 18 de mayo con su rostro inflamado y sin pulso.

Tras esto la autopsia reveló que la causa de la muerte fue asfixia por estrangulamiento, además de presentar varios golpes en la cabeza.

Al mismo tiempo la señalada le habría confesado en medio de un estado de alteración a uno de los trabajadores del lugar que ella “había matado a alguien”.

La anciana fue trasladada a un hospital psiquiátrico luego de lo sucedido mientras se adelantan las investigaciones para determinar los motivos del crimen, asimismo “se está estudiando si la acusada es plausible de una condena o si es penalmente irresponsable”.