logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Colombia

Diversificar las ventas con cadenas de valor

Los recursos y productos nacionales que tienen potencial de exportación, pero que aún no llegan a mercados internacionales, son innumerables. Entre estos hay dos categorías de bienes que son las llamados a ser los abanderadas de la diversificación de la canasta exportadora del país: los agrícolas y las manufacturas.

Con el fin de disminuir la dependencia minero-energética, Javier Díaz, presidente de Analdex, considera que si ambas industrias logran hacer parte de encadenamientos productivos mundiales, van a poder tener un mayor peso en la oferta exportable colombiana.

(Lea: La diversificación de la oferta exportadora y el acuerdo de paz)

“El potencial y recursos están, el asunto es saberlos aprovechar y permitir que se desarrollen. Por ejemplo, hay casos exitosos de prácticas agrícolas peruanas y chilenas que pueden ser la ruta a seguir para nuestros productos del campo”, indicó el presidente Analdex.

Así mismo, el directivo dio un ejemplo de cómo una manufactura nacional puede hacer parte de una red global. “Se sabe que la industria automotriz es una de las más fuertes de la región. ¿Por qué no incentivar a que una caja de cambios o algún otra pieza de fabricación nacional se inserte en la cadena mexicana? Así, el país estaría participando de la puesta en marcha de un vehículo que llega a varios destinos internacionales”, dijo.

(Lea: Los 853 nuevos productos que diversifican las exportaciones del país

Otro caso que citó Díaz fue el relacionado con Nutella, la famosa crema de avellanas italiana. “Sería fantástico que productos agrícolas nacionales como el azúcar o la manteca de palma pudieran participar de un producto como este que llegan numerosos mercados a nivel mundial”, puntualizó.

Por otro lado, analistas de comercio exterior señalan que la dependencia minero-energética va ligada también a no profundizar en rigurosos estudios de mercado. En este sentido, el país podría desarrollar todo su potencial a nivel mundial en agroindutria y manufacturas, teniendo un plan estratégico que se adecue y busque satisfacer las necesidades de los consumidores internacionales.

Vale recordar que con los picos de producción de petróleo que se dieron en Colombia, entre 2012 y 2014, el peso de los productos minero-energéticos en las ventas externas aumentó considerablemente, a tal punto que en el 2013 la radiografía comercial señalaba que esta categoría pesaba 67,8% del total exportado por el país.

Incluso, el Plan Nacional de Desarrollo 2014- 2018, tenía como meta a 2018 que las exportaciones de bienes no minero-energéticos alcanzaran US$27.674 millones del total de lo vendido en el exterior. Sin embargo, la cifra del año anterior evidenció que estas exportaciones llegaron a US$16.890 millones.No obstante, el optimismo del nuevo Gobierno y la reactivación del crecimiento de las exportaciones nacionales hicieron que el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, pusiera de nuevo un objetivo ambicioso. En este sentido, la meta es que al finalizar el mandato de Iván Duque, las ventas externas no minero-energéticas alcancen los US$27.000 millones.

El responsable de la cartera de Comercio afirmó, luego de conocerse los resultados de exportaciones a julio de este año, que quiere “que las exportaciones aumenten más, especialmente las no minero energéticas. Para ello nos hemos propuesto trabajar en la diversificación de la oferta exportable desde las regiones y de la mano de los empresarios, así como trabajar en el aprovechamiento de los acuerdos comerciales que hoy están vigentes y que nos dan acceso preferencial a 1.500 millones de potenciales consumidores. Así mismo, avanzamos en el trabajo para lograr más productividad y competitividad. Ponemos a disposición de los empresarios toda la oferta institucional para ello”.

Uno de los puntos positivos de cara al futuro en esta tarea es que en el tratado de libre comercio con la Unión Europea (UE) la canasta exportadora hacia ese mercado sí se ha diversificado, desde la firma del acuerdo en el 2013 hasta las cifras registradas en el 2017.

Christoph Saurenbach, consejero comercial de la Unión Europea en Colombia, aseveró que los productos minero-energéticos exportados a la UE pasaron de representar 73% en el 2013 a 46% en el 2017. Allí han jugado un papel importante las ventas de los productos agrícolas nacionales. En esta misma línea, Javier Díaz, presidente de Analdex, coincidió en que, en este acuerdo, la canasta exportadora del país se ha diversificado, sin embargo, dijo que el próximo reto es que las manufacturas nacionales logren tener un desempeño similar a los productos agrícolas.

AGUACATE, LA ESTRELLA

El aguacate hass se ha convertido en el abanderado de la diversificación de la canasta exportadora del país, dado que se ha abierto paso en grandes mercados como el estadounidense y, además, ha tenido notorios crecimientos en ventas. “Cuando hicimos la primera proyección de las exportaciones en enero de este año, pensamos en que alcanzaría US$75 millones y unas 40.000 toneladas en el 2018. Sin embargo, hemos revisado esa cifra, con lo cual pensamos que sí se podría llegar a las 50.000 toneladas y US$95 millones”, dijo un análisis de Analdex.

Themes
ICO