Delajurea Brookens/Cortesía

Debido a que la victima decidió no colaborar, Delajurea Brookens de 29 años logró que los fiscales le retiraran los cargos por robo de gran cuantía de los que era acusada tras hurtar 5 relojes marca Rolex, de los cuales ocultó 4 en su vagina.

Los hechos se presentaron en el sur de la Florida cuando la señalada conoció a un empresario en una discoteca para luego continuar su fiesta en un hotel, fue allí que la mujer aprovechó un descuido del hombre para robarse los relojes con un valor aproximado de 108.000 dólares.

La víctima se percató de lo ocurrido y salió en búsqueda de Delajurea, encontrándola cerca al hotel intentando coger un taxi, entre el forcejeo de ambos el hombre pudo arrebatarle la caja donde tenía guardados los relojes descubriendo que solo quedaba uno.

Posteriormente Delajurea fue arrestada y los otros relojes no fueron hallados hasta la inspección reglamentaria en la prisión a la que fue enviada, los cuatro se encontraban dentro de sus partes íntimas.

Pese a las pruebas en su contra la Fiscalía no tuvo más opción que retirarle los cargos, esto debido a que fue imposible contactarse nuevamente con el dueño de los relojes por lo que no compareció ante la corte.

Los relojes permanecerán en el almacén de propiedades de la Policía hasta que alguien presente una solicitud ante la corte para reclamarlos, contando con las pruebas que acrediten su propiedad.