logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Colombia
An article was changed on the original website

Paro de lancheros continúa en golfo de Urabá

Los lancheros del corregimiento de Capurganá, en Chocó, continúan en paro este domingo, luego de las protestas que un grupo de mujeres inició como protesta cívica pidiendo ajustes en las políticas migratorias. Entre tanto, centenares de migrantes continúan represándose en los municipios de Turbo y Necoclí, departamento de Antioquia.

Los números no son claros. Mientras algunos calculaban más de medio millar de personas afectadas, las autoridades migratorias aseguran que la cifra es cercana a los 350. Fuentes de Migración Colombia aseguraron que la mayoría ya cuenta con salvo conducto, para poder abandonar el país sin problemas. Sin embargo, no se descarta un subregistro.

La región del golfo de Urabá es un punto de paso obligado para los migrantes provenientes del Caribe y África que buscan llegar a Estados Unidos. Los viajeros que llegan, se encuentran con dos opciones para continuar con su camino: adentrarse en la densa selva del tapón del Darién, o viajar por lancha hasta Panamá. Por este motivo, el paro de los lancheros ha generado los represamientos.

Christian Krüger, director de Migración Colombia, se reunió este fin de semana con las autoridades panameñas para coordinar estrategias comunes para resolver el problema. Según fuentes de esa entidad, luego de ajustar los detalles, habrá un pronunciamiento oficial con las medidas acordadas.

Cabe recordar, que desde el pasado 28 de enero, luego de que un barco naufragara con 19 migrantes a bordo, los lancheros suspendieron indefinidamente sus viajes. Además, que desde el pasado lunes 11 de marzo, un grupo de mujeres del corregimiento de Capurganá, en Acandí, Chocó, comenzó una protesta ciudadana para exigir mayor presencia de las autoridades migratorias en la región.

Falta un canal de comunicación entre el gobierno y la población afectada

Aurelio Moncada, párroco de Unguía, Chocó, explicó que piden que la fuerza pública frene el incremento de la violencia y que Migración Colombia solucione el desorden en la atención a los migrantes. La mayoría quiere más transparencia, ya que muchos de sus hijos que transportaban migrantes terminaron presos, asesinados o desplazados por amenazas.

“Falta un canal de comunicación entre el gobierno y la población afectada. Se necesita más presencia de Cancillería y de Migración en la zona. Muchas veces estas políticas que elaboran no se hacen con la comunidad, para ver más de cerca la situación que vivimos todos los días”, dijo el sacerdote.

Algunos habitantes de Capurganá dijeron que la venta de tiquetes se reactivó este fin de semana. Se espera que el martes haya una reunión en la que funcionarios de la Cancillería y Migración Colombia hablarán con la comunidad del problema. Lilian Isabel Córdoba, alcaldesa de Acandí, confirmó el encuentro.

Las autoridades administrativas del municipio de Necoclí, que esta semana denunciaron un represamiento de centenares de migrantes, se inhibieron para entregar declaraciones. Aseguraron que Migración Colombia es el único organismo autorizado para dar información sobre el tema. De igual forma, las autoridades de Policía se abstuvieron de hablar acerca del problema.

MEDELLÍN.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO