Joker, la nueva superproducción de Warner Bros., acaba de convertirse en la película basada en historietas más rentable de la historia.

La cinta, basada en el personaje de el Guasón, recaudó 957 millones de dólares en la taquilla mundial con un presupuesto de tan solo 62.5 millones. Aunque su recaudación total está lejos de igualar a Avengers: Endgame, que ganó casi tres billones de dólares, el presupuesto de esa película era mucho mayor (356 millones).

El récord le perteneció por muchos años a La máscara protagonizada por Jim Carrey, que ganó 351 millones con un presupuesto de 23. (I)