logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Ecuador

Universitarios plantean cómo sería la 9 de Octubre peatonal

Más allá de la intención municipal de restringir los domingos el paso a vehículos y abrir la circulación solo a peatones, un grupo de estudiantes de la facultad de Arquitectura de la Universidad de Guayaquil ha propuesto intervenir la zona, para que este sector se acople a las necesidades de quienes circulan a pie.

La propuesta es parte del macroproyecto para peatonalizar algunas calles del centro de Guayaquil, que este Diario ha publicado desde hace dos semanas. Esta vez, un grupo muestra cómo sería hacer del histórico bulevar 9 de Octubre un corredor semipeatonal.

El plan implica nueve estrategias: desde la eliminación de parqueos, la arborización de aceras y la integración del mobiliario urbano hasta una ciclovía. El detalle del resto de elementos consta en el gráfica anexo.

La propuesta se realizó en referencia al tramo que va desde la calle Chile hasta Pedro Carbo, es decir en una cuadra. “La idea fue representar de forma ‘micro’ lo que se quiere trabajar a lo largo de la avenida”, explica Lucía Rocha, que es parte del equipo de 16 estudiantes que participaron en el desarrollo de la propuesta.

Según Rocha, la peatonalización de esta vía fue pensada de manera que quienes arriben a esta calle estén conectados con el Sistema Integrado de Transporte Público Metrovía.

Además, explica algunos detalles de la estrategia de semipeatonalización. Por ejemplo, “la eliminación de bermas de parqueo fue necesaria para ampliar el espacio del peatón, y reducir el área de circulación vehicular”. Con esto, además, esperan ganar un área para la circulación de ciclistas, algo inexistente en la 9 de Octubre.

También insiste en la arborización, un factor común del plan máster bajo el que se concibió este proyecto. “Con esto no solo se brinda sombra a la gente que camina por aquí. Los ubicamos a los extremos de las aceras porque estos forman una barrera de protección entre peatones y vehículos”, apunta.

Otro beneficio de aumentar lo verde es que permite la permeabilización del suelo cuando llueve, es decir, se reduce el riesgo de inundaciones.

David Coello, líder del grupo, comenta que, además de mejorar la infraestructura, el objetivo del proyecto fue lograr que el peatón utilice ese espacio y no lo abandone. “Los peatones dejan los espacios por dos razones: primero por la falta de seguridad (delincuencia y vulnerabilidad frente los vehículos) y segundo por no tener comodidad”, dice.

Marjorie León, integrante del equipo, reconoce que si bien existen árboles sobre la 9 de Octubre, muchos de estos no son adecuados para brindar sombra a quienes transitan o se quedan a compartir tiempo.

“No hay suficientes árboles y no están ubicados de forma adecuada. Las bancas que hay en la avenida no están protegidas, no tienen sombra”, argumenta.

De igual manera, León cuenta que la propuesta incluye también la colocación de espejos de agua, que “ayuden al peatón a tener un área de contemplación y pequeños microclimas”.

Respecto a la implementación de kioscos, León piensa que con ello se fomentará el comercio en el sector y se ordenará a la informalidad que hay a lo largo de la avenida.

Entre otros detalles, la propuesta incluye mobiliario urbano inclusivo, por ejemplo: piso antideslizante, señalización podotáctil y alertas auditivas.

La 9 de Octubre es una de las calles con más transeúntes de la ciudad, por su importancia histórica, turística y comercial. La propuesta busca darle más comodidad y seguridad al peatón.

Themes
ICO