Nicaragua
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

OEA prolonga evaluación colectiva sobre crisis nicaragüense

La crisis sociopolítica de Nicaragua se mantendrá en la agenda de la Organización de Estados Americanos (OEA) y, aunque los miembros del Consejo Permanente optaron este lunes por “más gestiones diplomáticas”, dos especialistas en Derecho Internacional explican que “el proceso de valoración colectiva continúa” y estiman que el organismo no quitará el dedo del renglón.

Hay “suma preocupación” entre los Estados miembros de la OEA por el agravamiento de la situación en Nicaragua, valora uno de los especialistas, que accedió a brindar su valoración bajo condición anonimato, debido a la persecución política del régimen orteguista, que ha encarcelado a decenas de ciudadanos en los últimos meses. Nicaragua denunció la Carta Constitutiva de la OEA y manifestó su intención de retirarse como Estado miembro. Sin embargo, el analista agregó que aunque, “respetan esa decisión soberana”, los Estados miembros también esperarían que esa decisión “sea reconsiderada y revertida”, agregó.

Durante la reunión de este lunes, en una sesión extraordinaria, el representante alterno de Nicaragua en la OEA, Michael Campbell, aseguró que la decisión de salir del organismo es “irrevocable” y señaló a la organización de ser “constructora de injerencias y desacuerdos, en perjuicio de los pueblos de América Latina y el Caribe”. El retiro, sin embargo, será efectivo hasta noviembre de 2023, ya que el proceso dura dos años.

Es por esa razón que el primer especialista consultado por CONFIDENCIAL indicó que al mantenerse la valoración colectiva y mientras el país no salga de la OEA, “cualquier Estado miembro o el Secretario General pueden convocar en cualquier momento” para debatir sobre la crisis de Nicaragua.

Los miembros del Consejo Permanente de la OEA también reiteraron su preocupación por las violaciones a los derechos humanos de los nicaragüenses y la falta de libertades fundamentales en el país. Retomaron la necesidad de buscar una salida pacífica y consensuada, que en el sistema interamericano se consigue por gestiones diplomáticas. 

Esperarán la “toma de posesión” de Ortega

Un segundo especialista en Derecho Internacional coincidió en que el Consejo Permanente de la OEA seguirá “evaluando” la situación, sin tener claro la aplicación de la Carta Democrática Interamericana porque de hacerlo “cortaría cualquier tipo de negociación” con el régimen y los medios diplomáticos tratan precisamente de “abrir en algún momento esa ventana” de diálogo.

En el corto plazo “las acciones seguirán siendo las llamadas al diálogo y a no seguir violentando los derechos humanos”, dijo el especialista. Pero “creería que al final, van a esperar a la “toma de posesión” (de Daniel Ortega) si no hay algún cambio”, agregó.

Otras razones por las que el Consejo Permanente de la OEA no se decide a aplicar el artículo 21 de la Carta Democrática a Nicaragua, valora el especialista, son los problemas internos de la organización ya que “muchos países no están contentos con la gestión de (Luis) Almagro” y además la experiencia de Venezuela demostró que la suspensión no fue “un instrumento eficaz” para restaurar el Estado de derecho.

Almagro, por su parte, exhortó a la comunidad internacional a seguir presionando a Ortega, para que Nicaragua “retome el camino de la democracia”.

“La comunidad internacional debe fortalecer sus mecanismos de presión, los que sean bilaterales, los que sean multilaterales, los que tengan que ver con organizaciones financieras, y los que tengan que ver con el multilateralismo político. Debemos seguir trabajando para que Nicaragua retome el camino de la democracia”, dijo Almagro.

“La evaluación es un proceso, no un evento”

Mientras tanto, el representante de Antigua y Barbuda, Ronald Michael Sanders, instó a la OEA a respetar el procedimiento establecido en los artículos 20 y 21 de la Carta Democrática Interamericana para la evaluación colectiva, ya que este es un proceso que perdura en el tiempo.

“Estamos ahora en una evaluación colectiva de la situación de Nicaragua. Mi delegación quiere hacer énfasis en el hecho de que la evaluación es un proceso, no un evento, por lo tanto si el proceso esta tarde es un evento, el proceso incluye otros pasos también establecidos en los artículos de la Carta Democrática Interamericana”, enfatizó el embajador Sanders.

De acuerdo con el artículo 20 de la Carta Democrática, “en caso de que en un Estado miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático, cualquier Estado miembro o el Secretario General podrá solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime conveniente”.

Nicaragua “ha elegido el camino del aislamiento”

Durante la valoración colectiva, la representante alterna de República Dominicana, Anabel Bueno, lamentó que Nicaragua haya decidido retirarse de la organización y propuso a los Estados miembros adoptar “medidas firmes”, principalmente en lo referido a las votaciones del 7 de noviembre pasado, en las que Ortega se reeligió sin competencia política.

“Estamos muy conscientes que cuando una crisis afecta a un país, esta generalmente tiene repercusiones en sus vecinos y en toda la región”, advirtió la embajadora Bueno. “Recientemente se ha tomado la decisión de denunciar la carta de nuestra organización con lo cual inicia su proceso de retiro de la OEA, con las acciones antes citadas se ha elegido el camino del aislamiento y el distanciamiento”, agregó.

El representante de Ecuador, Marco Ponce, valoró que Nicaragua se “halla en rebeldía de la Carta Democrática, lo que no debe ser tolerado” y abogó por un diálogo genuino para la celebración de nuevas elecciones presidenciales y legislativas bajo supervisión internacional. 

Vivanco urge aplicación de la Carta Democrática

Mientras tanto, el director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, instó a los miembros del Consejo Permanente de la OEA a “aplicar urgentemente” el artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua, según el cual este país podría ser suspendido de la organización con una mayoría de dos tercios de los votos. 

En un documento dirigido al embajador Josué Fiallo, presidente del Consejo Permanente de la OEA y representante permanente de la República Dominicana, el defensor de derechos humanos informó sobre la grave crisis de derechos humanos y el desmantelamiento del Estado de derecho en Nicaragua. 

“Human Rights Watch ha documentado que el gobierno de Ortega se ha consolidado como una típica dictadura y, por lo tanto, no existen instituciones independientes en pie que puedan poner freno a los abusos del Poder Ejecutivo. En dichas circunstancias, se han cometido atrocidades con total impunidad y el régimen ha demostrado un flagrante desprecio por el Estado de derecho y los principios democráticos fundamentales”, dice el texto. 

Entre las “atrocidades” que menciona Vivanco se destacan la concentración de poder, la represión iniciada en 2018, la aprobación de leyes represivas y las detenciones y procesamientos arbitrarios en el marco de las elecciones de 2021.