Nicaragua

Policía atribuye incendio a fenómeno químico; Vaticano demanda investigación "seria"

La Policía de Nicaragua descartó este lunes que el incendio parcial de la Catedral de Managua, que calcinó la histórica imagen de la Sangre de Cristo, el pasado viernes 31 de julio, haya sido provocado por una “acción criminal”, y concluyó que fue causado por una veladora, tal como lo adelantó la vicepresidenta Rosario Murillo, minutos después del suceso.

Previamente, en declaraciones del nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag a The Associated Press, el representante del Vaticano en Nicaragua aseguró que pidió al Gobierno “una investigación seria, cuidadosa y transparente”.

“La Santa Sede espera que las autoridades competentes encargadas de la investigación hagan su trabajo”, declaró el nuncio a AP, tras indicar que las profanación y ataques recientes en diferentes iglesias de Nicaragua “son actos delincuenciales promovidos por el odio y la división, lamentablemente muy radicados en gran parte de la sociedad nicaragüense”.

Sin embargo, en el informe final sobre el suceso, divulgado a través de medios del Gobierno, el inspector general de la Policía Nacional, Jaime Vanegas, afirmó que “el incendio en la capilla de la Sangre de Cristo no fue intencional, descartándose mano criminal”.

La versión de la Policía, que dirige Francisco Díaz, consuegro del presidente del país, Daniel Ortega, y de Murillo, contradijo la posición de la Iglesia Católica, incluyendo al papa Francisco, que calificaron el incendio como “acto terrorista” o “atentado”.

La afirmación religiosa se basó en el testimonio de dos mujeres que presuntamente presenciaron el suceso, quienes afirmaron haber visto que un hombre causó el incendio al lanzar una “bomba” hacia la imagen de la Sangre de Cristo, y luego huir por el hueco que días atrás había dejado el robo de unas verjas en la Catedral de Managua.

El clero vio con sospechas que el incendio ocurrió en medio de una ola de profanaciones contra templos católicos en Nicaragua, desde que en julio pasado la Arquidiócesis de Managua anunció la suspensión de las fiestas en honor de Santo Domingo de Guzmán, a causa de la pandemia de COVID-19, cuando las instituciones del Gobierno, que promueven aglomeraciones, las daban por hecho.

Policía insiste: Incendio fue por alcohol de atomizador

La Policía nicaragüense desestimó la afirmación del cardenal Leopoldo Brenes, quien dijo que la imagen de la Sangre de Cristo permanecía aislada de cualquier fuente de ignición, al señalar que el fuego se dio cuando el alcohol de un atomizador se evaporó y alcanzó una veladora, dando la razón a Murillo.

Vanegas afirmó que las conclusiones policiales se basaron en el testimonio de una de las mujeres y de un fiel que presenciaron el incendio, y presentó como evidencias un atomizador de plástico y la foto de un candelabro.

Las autoridades policiales no explicaron por qué la mujer fue sacada por la fuerza de la Catedral para ser interrogada, ni por qué esta cambió su versión durante el interrogatorio.

Tampoco hicieron referencia al hecho de que el atomizador quedó casi intacto, en un ambiente en el que se derritieron estructuras de metal ubicadas justo por encima de donde fue encontrado el recipiente.

Continúan ataques en otras parroquias

Las relaciones entre la Iglesia católica y Ortega están rotas desde 2018, cuando sacerdotes y obispos arriesgaron sus vidas para salvar las de otras personas, durante los ataques armados de la policía y paramilitares contra manifestaciones antigubernamentales, que dejaron cientos de presos, muertos o desaparecidos, miles de heridos, y decenas de miles en el exilio.

En la víspera del incendio en la Catedral de Managua, la Arquidiócesis había denunciado un nuevo acto de profanación a uno de sus templos, en el que quebraron imágenes y pisotearon hostias, que el cardenal Leopoldo Brenes  condenó “este acto que en los últimos días se ha hecho de manera frecuente en diferentes capillas”.

La profanación, acompañado de hurto, ocurrió en la capilla Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de la parroquia Santa Ana, en la ciudad de Nindirí, que pertenece a la zona pastoral de la ciudad de Masaya.

Este lunes, nuevamente ocurrió otra profanación, ahora en la parroquia San Diego de Alcalá, en el municipio de Altagracia, de la Isla de Ometepe, donde según la Diócesis de Granada, una mujer desconocida ingresó a la iglesia, se acercó a la imagen expuesta del santo y “con actitud de enojo y gritos tomó el Cristo que la imagen porta en su mano derecha y la clavó en la cabeza de la misma con claro afán de dañarla”, detalla el comunicado.

Football news:

Liverpool will buy Jota for 41 million pounds. Wolverhampton will pay up to 13.5 million for Hoover
8 is Bavaria's favorite number. Now she beat Schalke: Gnabry scored a hat-trick, Sane scored 1+2, Lewandowski came up with an assist by rabona
Liverpool agreed a 5-year contract with Jota. The transfer amount could be 43 million euros
I left everything and went to the other side of the world for my favorite team. The heartwarming story of a Norwegian fan in love with Santos
Lewandowski scored in the 1st round of the Bundesliga in 7 seasons and repeated the championship record
Gnabry scored a hat-trick against Schalke
Lewandowski scored for Schalke in their 10th Bundesliga game in a row. This is a League record