logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
o
q
y
Nothing found
ICO
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Chile
An article was changed on the original website

Agencia financiera pronostica cuándo y cómo será la próxima crisis económica

A diez años de la crisis financiera causada por el colapso de Lehman Brothers, los expertos intentan anticiparse a futuros escenarios similares, y una agencia cree ya tener la respuesta.

Se trata de JPMorgan, cuyos especialistas crearon un modelo detallando el momento y la magnitud de la próxima crisis, y la fecha no es tan lejana: ocurriría en 2020.

Según reporta el Diario Financiero, es probable que este nuevo episodio sea menos intenso que los anteriores, pero “la disminución de la liquidez de mercado desde el colapso de 2008 actúa como una ‘incógnita’ difícil de ponderar”. Es decir, complica dar un pronóstico más preciso.

Sin embargo, considera otros factores como el nivel de endeudamiento, la duración potencial de la próxima recesión, las valoraciones de los activos, la situación de desregularización e innovación financiera previa a la crisis y la expansión económica.

“A través de las distintas clases de activos, estas proyecciones parecen acotadas respecto de lo que provocó la Gran Crisis Financiera y probablemente no (es tan) alarmante frente a las recesiones y crisis promedio del pasado”, aseguran desde la firma.

Asimismo, auguran una “gran crisis de liquidez” por la inclinación de los inversionistas por la gestión pasiva, lo que “eliminó un gran conjunto de activos que estarían listos para comprar valores baratos y respaldar una interrupción del mercado”.

Por otro lado, las caídas recientes de los mercados emergentes (como Brasil o Argentina) ayudan a mejorar las proyecciones, ya que los activos en dichos países se han abaratado como consecuencia, “ayudando a acotar el salto desde los máximos a mínimos en una nueva crisis y a reducir el apalancamiento”, señaló el medio.

En tanto, la duración de dicha desaceleración es aún una incógnita, complicando también el pronóstico de las consecuencias.

us!