Más de 200 alpinistas hicieron hoy cima en el Everest (8.848 metros), rompiendo el récord de ascensos en una misma jornada pero también creando un atasco que provocó colas de varias horas en un estrecho paso de la ladera cercano a la cumbre. Ahí el montañista chileno Juan Pablo Mohr, adelantándose a la congestión, consiguió la cima en modalidad deportiva: sin oxígeno ni sherpas (deportistas locales que ayudan a cargar las pertenencias de los montañistas).

Desde el Campo Base, el representante del Ministerio de Turismo de Nepal Gyanendra Shrestha confirmó que unos 250 montañeros salieron del Campo IV (7.900 metros) durante la noche del martes al miércoles, de los cuales más de 200 alcanzaron hoy la cima más alta del mundo.

A apenas una semana de que la buena meteorología se disipe, muchos de ellos se quejaron de haber tenido que esperar durante horas en largas colas por el abarrotamiento en la zona Cima Sur (8.690 metros). Aquello provocó la muerte de dos alpinistas: el estadounidense Donald Lynn Cash y la india Anjali Kulkarni, ambos de 55 años, según informó El País.

Mohr, el chileno que está enfocado en lograr cinco de las cumbres más altas del mundo en modalidad deportiva, logró la meta a las 02:00 horas de este jueves. La semana pasada el atleta logró  la cumbre del Lhotse (8.516 msnm), la cuarta montaña alta del mundo.