La ley tipifica la violencia intrafamiliar como el ejercicio habitual de la violencia física o psíquica contra quien tenga o haya tenido la calidad de cónyuge o conviviente, sea pariente por consanguinidad o por afinidad hasta el tercer grado (primos) o bien cuando ocurra entre los padres de un hijo común, un menor de edad, adulto mayor o con necesidades especiales. La ley señala que los actos de violencia intrafamiliar que no constituyan delito son vistos en los Juzgados de Familia. El maltrato físico o psicológico que ocurre en el seno de la familia, de manera habitual, debe ser denunciado.

¿Qué es habitual? Es algo que se hace, padece o posee con continuación o hábito.

La violencia es el uso de la fuerza para conseguir dominar a alguien o imponer algo. Si tu eres víctima de maltratos hay formas de salir y la ley te ampara; si no lo eres, pero sabes de alguien que la está viviendo eres cómplice.

¿Sabías que? El Ministerio de la Mujer y Equidad de Género tiene un servicio de orientación, ayuda y derivación que funciona incluso con teléfonos sin saldo. Sólo tienes que llamar al 800 104008 o bien, marcar el 133 (Carabineros) o 134 (PDI), también puedes acudir a uno de los 103 centros de la mujer cuya ubicación se encuentra en la página web del ministerio. ¡No estás sola!

Top de La Cuarta

Seguir leyendo