El Gobierno chileno acordó con las empresas del cordón industrial de Quintero y Puchuncaví la reducción de actividades debido a las malas condiciones del aire, una situación que se ha repetido durante las últimas semanas y que este sábado provocó la intoxicación de otras siete personas.

Según informó la Intendencia de Valparaíso, el Ministerio de Medio Ambiente llegó a un acuerdo con Codelco, Enap Quintero, Oxiquím, GNL Quintero y AES Gener para que tomen medidas para “prevenir la emisión de elementos contaminantes en sus faenas”.

Todas estas empresas tienen plantas en el cordón industrial de Quintero y Puchuncaví, en la región de Valparaíso, que ha sido declarada como área saturada de anhídrido sulfuroso y material particulado.

Las industrias, según la Intendencia, suspenderán algunas de sus faenas y adoptarán “resguardos especiales” para reducir sus emisiones en la zona.

La Intendencia de Valparaíso destacó que las empresas aceptaron reducir sus actividades pese a que aún no está vigente el decreto supremo para declarar una alerta sanitaria en la zona, que facultará a las autoridades y tomar este tipo de decisiones.

Desde hace cinco décadas, las localidades de Quintero y Puchuncaví, situadas en la región de Valparaíso, 130 kilómetros al noroeste de Santiago, han sido escenario de intoxicaciones masivas cuando comenzó la instalación de plantas industriales en la zona, varias de ellas con uso o producción de químicos.

El área acoge un gran parque industrial, con 17 plantas que son señaladas por los habitantes como responsables de estos episodios y que en las últimas semanas han dejado mas de 600 personas intoxicadas.