La tumba del filósofo y economista Karl Marx en el cementerio de Highgate, en el norte de Londres, fue atacada por segunda vez en dos semanas, informó este sábado la organización Amigos del Cementerio de Highgate.

Las frases “Doctrinas del odio” y “Arquitecto del genocidio” fueron escritas con pintura roja sobre el monumento que sostiene la imagen del filósofo y sociólogo prusiano de origen judío.

El pasado día 4, el monumento sufrió importantes daños tras ser atacado con un martillo por unos desconocidos, en un incidente calificado por el citado grupo de “deliberado y sostenido”.

El cementerio de Highgate, donde también está enterrado el exespía ruso Alexander Litvinienko, es muy visitado por turistas de todo el mundo y es uno de los más famosos del Reino Unido.

Hasta el momento, la Policía no ha detenido a ninguna persona en relación con estos actos.

Los Amigos de Highgate admitieron que la tumba “nunca volverá a ser la misma” tras el ataque del pasado 4 de febrero.

Maxwell Blowfield, que trabaja para la oficina de prensa del Museo Británico, dijo hoy que se sintió “conmocionado” al ver esta mañana el acto vandálico cuando fue al cementerio con su madre.

“Es lo más destacado del cementerio. Es una pena. La pintura roja desaparecerá, supongo, pero ver este nivel de daño y que pase dos veces, no es bueno. No quisiera decir quién o por qué alguien lo hizo pero está claro que es alguien muy crítico con Marx y esa parte de la historia”, agregó Blowfield, de 31 años, a los medios.

“Estoy sorprendido de que alguien en 2019 sienta la necesidad de hacer algo así”, resaltó.

El monumento es propiedad de la organización benéfica Marx Grave Trust