logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Chile

Las mediciones de calidad del aire que ayudarían a explicar las últimas intoxicaciones en Quintero

Siete casos de personas con síntomas de intoxicación en Quintero y Puchuncaví fueron confirmados este sábado por el seremi de Salud, Francisco Álvarez. Aunque no se ha entregado una causa de esta situación, Radio Bío Bío accedió a los registros de monitoreo del aire del Complejo Industrial Ventanas, donde se observan peaks de emisiones de dióxido de azufre (SO2) durante el viernes, los que podrían ser el origen de este nuevo episodio.

El jueves recién pasado, después de semanas con Alerta Amarilla, la Intendencia de Valparaíso informó que se levantaba la medida para Quintero y Puchuncaví. Pese a la oposición de los vecinos, la autoridad tomó la determinación de quitar la alerta, que se había decretado tras las intoxicaciones masivas del 21 y 23 de agosto pasado y que, tras ser levantada en una primera ocasión, se volvió a declarar ante un nuevo episodio el 4 de septiembre.

Sin embargo, este pasado viernes, un día después, se presentaron nuevos casos de pacientes con síntomas de intoxicación. La autoridad sanitaria cifró los afectados en siete.

Aunque la autoridad reconoció que llegaron hasta el hospital de Quintero personas con estos síntomas, no se comunicó el origen de la situación.

Al respecto, Radio Bío Bío accedió al portal de Monitoreo de Calidad del Aire del Complejo Industrial Ventanas, –www.redmonitoreoventanas.cl– donde se observa un peak de contaminación de dióxido de azufre (SO2) cercano al mediodía del viernes. Casi 1.200 microgramos de este compuesto por metro cúbico fueron captados en un periodo de tiempo menor a una hora, por la estación Los Maitenes, en Puchuncaví.

Contexto | Hans Scott | Agencia UNO
Contexto | Hans Scott | Agencia UNO

La actual normativa chilena permite 500 microgramos por metro cúbico como promedio en una hora, por lo que esta emisión no habría vulnerado esta norma. Sin embargo, según el doctor en Ingeniería Ambiental y experto en calidad del aire de la Universidad de Santiago, Luis Díaz, la gran emisión captada pudo haber causado la intoxicación de personas.

De acuerdo a Díaz, estas emisiones fugitivas no necesariamente provienen de fumarolas de las chimeneas de las industrias, sino que puede deberse a fugas de gases desde ductos, válvulas o del mismo cobre fundido, las que liberan dióxido de azufre, compuesto que se produce principalmente en la fundición de minerales que contienen azufre o por el consumo de combustibles fósiles como petroleo y carbón.

Este gas, que se dispersa fácilmente en el aire, causa la irritación de las vías respiratorias con síntomas parecidos a la bronquitis, tal como presentaron los afectados que llegaron al hospital Adriana Cousiño de Quintero.

Luis Díaz comentó a Radio Bío Bío que en 2009 realizó un estudio para la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama), ahora Ministerio del Medio Ambiente, que arrojó que la mayor cantidad de emisiones provenía desde la fundición de Codelco.

Por ello propuso una solución: un domo que cubra a las industrias contaminantes y que filtre y purifique el aire. Pese que puede sonar insólito, ya se aplica con éxito en otros lugares, incluso dentro de país.

En Sierra Gorda, en la región de Antofagasta, se ubica una de estas estructuras, considerada la séptima maravilla del mundo minero. Con 122 metros de alto, protege de emisiones contaminantes a la localidad cercana a la mina.

Themes
ICO