logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Chile

Los “Cóndores” no pudieron parar a este gigantón de los All Blacks

El “Hoko” y el “Haka”. No, no se trata de un trabalenguas o de una consecuencia de la resaca sabatina. Simplemente, así se inició el partido en San Carlos de Apoquindo entre los “Cóndores” y los Maorí All Blacks de Nueva Zelanda, en uno de los partidos más importantes para el rugby nacional.

Resulta que una delegación de Rapa Nui llevó a cabo su tradicional baile típico, símbolo de fuerza y respeto en la cultura polinésica, frente a los deportistas que se preparaban para la acción y, luego de aquello, llegó el tradicional grito de batalla de los visitantes, que deslumbró al público que repletó el recinto de la Católica.

Luego, a la acción, y aunque los chilenos intentaron dar pelea, la superioridad de los Maorí, que son la selección étnica y secundaria del país oceánico, fue evidente. Por algo el marcador indicó en el minuto 77 un categórico 0-61, con gran actuación del rubio Mitchel Karpik, quien al final del partido indicó que “el marcador no muestra lo que en realidad pasó”. ¡Saaa!

Luego de un “montoncito” cerca del arco visitante, para graficarlo en “chileno”, llegó la guinda de la torta. Los Maorí salieron rápido y ahí tomó la batuta Jackson Hemopo. Corrió, cedió el balón antes de caer, se levantó, acompañó la jugada, pase otra vez, volvió a tomarlo y listo. Incluso, dio una voltereta tras cruzar la línea.

Fueron ochenta metros los que recorrió a minutos del final del partido para decretar el décimo try de los neozelandeses en San Carlos (el segundo personal) y estableciendo un categórico 0-66 (al final el marcador quedó 0-73).

Sí, varios chilenos trataron de frenarlo, pero fue imposible frente a su 1,93 metro de estatura y sus 108 kilos. Y ojo, que hace cuatro días cumplió 25 años, pero su chasca larga, la barba y su performance, ya lo definen como un “gigante”. Por algo es un representante de los poderosos “All Blacks”.

Themes
ICO