logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
o
q
y
Nothing found
ICO
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Chile

Marcelo Schilling defiende su quiebre del pareo: “Ayudar a que haya algo de justicia en DDHH bien vale cualquier precio”

El diputado socialista Marcelo Schilling fue uno de los protagonistas de la intensa jornada de ayer en la Cámara de Diputados donde se debatió la acusación constitucional contra tres supremos por motivos de DDHH. Su decisión de romper el pareo con el UDI Osvaldo Urrutia y presentarse a la votación, permitió a la oposición sortear la “cuestión previa” y forzar la discusión de fondo.

Su actitud contrastó con la de otros correligionarios de partido, como la de Marcelo Díaz, quien optó por seguir de vacaciones, o de Raúl Leiva, quien prefirió respetar el pareo que tenía pactado.

Schilling sacrificó por 24 horas cumplir con un compromiso familiar (tenía programado un viaje a Francia para visitar a sus nietos, al que partió hoy viernes) y así estar en la crucial jornada en la Cámara.

El romper el pareo le valió al parlamentario PS un fuerte ataque desde la UDI, que disparó toda su andanada en su contra luego de rechazada la cuestión previa y amenazó con pasarlo a la Comisión de Ética de la Corporación. Pero el diputado PS explica sus razones: “El ayudar a que haya que algo de justicia en materia de violación a los derechos humanos bien vale cualquier precio, incluso los ataques que puedan recibirse por haber roto un pareo”, dijo a La Tercera.

Es más, Schilling aseguró que planteará al interior del Congreso que va a plantear “el fin de los pareos”, ya que se trata de una institución “disfuncional”.

“Está en el reglamento, pero ni siquiera tiene carácter vinculante. Lo relevante es la cosa que estaba en juego, y si yo no hubiese roto el pareo y votado a favor de abrir la discusión sobre el fondo, el fondo no se hubiese conocido, y simplemente se habría clausurado la causa. Sé que esto tiene un costo, pero bien valía la pena pagarlo. En cualquier caso, el Congreso y los parlamentos de todo el mundo necesitan modernizarse; creo que hay que terminar con la institución del pareo”, indicó.

Respecto a la conducta de sus camaradas Díaz y Leiva, optó por no emitir juicios. “Desconozco sus circunstancias. Yo me hago responsable de lo mío. Los que tengan que dar otras explicaciones, que las den ellos; yo no soy su intérprete”, señaló.

En todo caso, en la discusión de fondo la acusación constitucional terminó siendo rechazada. Finalmente, tras 9 horas y media de discusión, por 73 votos en contra y solo 64 a favor el libelo no logró ser aprobado y pasar al Senado.

El resultado fue producto desmarque en las propias huestes opositoras, con los diputados radicales y de la Democracia Cristiana que, junto a las bancadas de Chile Vamos, la rechazaron. Los opositores que rechazaron la acusació, fueron los siguientes: Matías Walker, Gabriel Silber, Jorge Sabag, Johana Pérez, José Miguel Ortiz, Manuel José Matta, Iván Flores, Miguel Ángel Calisto y Daniel Verdessi, por parte de la DC; y Fernando Meza y José Pérez, del Partido Radical.

us!