Chile

Mujeres marcharon en México para exigir justicia ante feminicidios

Durante la jornada de movilización se registraron disturbios y enfrentamientos con la policía

Tras el brutal asesinato de la joven Ingrid Escamilla a manos de su esposo y la posterior filtración de las imágenes de su cadáver a medios de comunicación, este viernes las mujeres salieron a las calles de México para exigir justicia.

Medios locales reportaron que una veintena de organizaciones feministas de la nación protestaron frente a la sede del Palacio de Gobierno, en el centro histórico de la capital mexicana.

«¡Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente!», fue una de las consignas que gritaron las féminas durante la jornada. Además, pintaron en la puerta del recinto frases como «Estado homicida» y «Nos matan, no más muertes», reseñó Telesur.

«No somos cifras, tenemos nombre, nos llamamos Ingrid Escamilla, Mara, Diana Velázquez, Mari Cruz», gritaron las mujeres frente al palacio para recordar los casos más recientes y para exigir la presencia del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Ante el descontento, el mandatario mexicano ofreció una conferencia de prensa desde el sitio, en la que aseguró que respeta las movilizaciones. «Todo nuestro respeto al movimiento feminista. Estamos atendiendo el problema de los feminicidios, celebramos que las mujeres defiendan sus derechos a la seguridad, no es nuestro propósito ofender a nadie, me pronunció a favor de las mujeres, estoy en contra del machismo, respeto a las mujeres, todos debemos respetar a las mujeres», dijo.

Asimismo, aclaró que no evade el problema de los feminicidios en el país. «No estoy solo preocupado, estoy ocupado. No es solo administrar el sufrimiento de la realidad», dijo.

Más tarde, otro grupo de mujeres se acercó a las inmediaciones del diario La Prensa e incendió un camión para manifestar su repudio a la publicación de las imágenes del cuerpo desollado y desmembrado de Escamilla, refirió el portal Actualidad RT.

Allí exigieron que miembros del periódico salieran a dialogar con ellas, mientras la policía de Ciudad de México usó extintores, gas lacrimógeno y humo picante para tratar de retirarlas del lugar.

Fuentes: Telesur, Actualidad RT.