logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Chile
An article was changed on the original website

Tres edificios históricos de Concepción que viven en el recuerdo de los penquistas

Pese a ser tres de los edificios más importantes durante su tiempo en Concepción, el esplendor de la antigua Municipalidad, el Colegio Americano y el Mercado Central no pudieron sobrevivir debido a las catástrofes que los destruyeron. En el Día del Patrimonio, te contamos la historia de estas tres emblemáticas construcciones penquistas que sólo viven a través del patrimonio fotográfico de archivos locales, del rescate de páginas en redes sociales o en la memoria de quienes pudieron conocerlas.

Antigua Municipalidad

En la intersección de las calles Aníbal Pinto y Barros Arana -antes conocidas como Lautaro y Comercio, respectivamente- se ubicó la antigua Municipalidad de Concepción, la cual fue construida en 1914 y permaneció en el lugar hasta 1968.

El edificio fue diseñado por el arquitecto Gustavo García del Postigo, quien también proyectó la Biblioteca Nacional, razón por la que comparten el mismo estilo neoclásico francés. En su sección inferior, al igual que un gran número de estructuras de la época, albergó diferentes locales comerciales, entre los cuales destacan la farmacia Radium, la Óptica Tschumi y la librería Merino.

Sobre la edificación, el arquitecto y administrador de la página Historia Arquitectónica de Concepción, Luis Darmendrail, afirma que “la Municipalidad de Concepción fue la postal emblemática de la ciudad, era la gran joya arquitectónica que estaba presente”.

El palacio consistorial se mantuvo en el lugar durante alrededor de 50 años, sobreviviendo al terremoto de 1939, pero viéndose afectado por el sismo que azotó a la ciudad en 1960, lo que empezó a motivar la idea de demolerlo.

Armando Cartes
Armando Cartes

Armando Cartes, doctor en Historia y docente de la Universidad de Concepción, señala que finalmente se decidió vender el terreno, movilizando la municipalidad a su actual ubicación en la avenida O’Higgins, entre Caupolicán y Rengo.

“Siempre se planteaba la necesidad de recuperarlo hasta que surgió la iniciativa de permutar ese terreno con un privado y construir el municipio en el lugar que actualmente ocupa con la idea de que el terreno era más grande”, explica Cartes.

Pese a ser demolido, tras la catástrofe surgieron una serie de movimientos ciudadanos que se resistían a la desaparición del edificio mediante la creación de comités o procesos judiciales.

“En 1963 se realizó la Tercera Convención Nacional de Arquitectos, demostrando que el edificio no estaba cayéndose, ni que tampoco estaba para ser demolido, aún podía ser utilizado y reutilizado también”, indicó.

Algunas características destacables de su fachada eran su cubierta metálica, un reloj posicionado en el centro, decoraciones en relieve y molduras de yeso.

Colegio Americano

Un poco más retirado del centro de la ciudad, se estableció el Colegio Americano a principios del siglo XX, cuya fachada de estilo neoclásico se ubicó en la intersección de Rengo y Manuel Rodríguez.

El plantel nació de la mano de la influencia extranjera que empezó a poblar Concepción con la llegada de franceses, alemanes, italianos, estadounidenses, entre otros, y su sistema educativo era considerado moderno debido a los lineamientos de ese país.

Según Luis Darmendrail, el tamaño de la construcción fue bastante imponente para un sector que era considerado periférico y poco poblado en comparación al panorama actual, pero relevante considerando que por calle Rengo transitaba el tranvía.

Sin embargo, su permanencia en el tiempo fue breve debido a que a comienzos de 1930 fue entregado para funcionar como regimiento y el terremoto de 1939 acabó destruyéndolo.

Armando Cartes
Armando Cartes

Mercado de Concepción

El Mercado Central de Concepción, cuya estructura aún se encuentra levantada en Maipú, entre las calles Caupolicán y Rengo, debe su historia al cuarto centenario de la ciudad.

El terremoto de 1939 destruyó el mercado anterior y varios edificios como la catedral o el Banco Chile, por lo que nuevas construcciones comenzaron a idearse en reemplazo de las estructuras que terminaron deterioradas tras el sismo.

“Todo lo que se reconstruye después del terremoto de 1939, de algún modo, también refleja este espíritu de superación de una ciudad que se levanta después una catástrofe y que se aproxima a la celebración del cuarto centenario”, señala Darmendrail.

Por esta razón, se creó un concurso para diseñar un mercado para Concepción. En esa instancia, según el arquitecto, ganó un proyecto de arquitectura europea y vanguardista, sin embargo, nunca llegó a concretarse.

Varios años más tarde se construyó la edificación actual, la cual se levantó como una plaza cubierta con una gran bóveda en forma de hangar de avión, una pileta interior y locales comerciales a los lados, posicionándose como un recinto con altos estándares de limpieza y con una buena organización de los puestos.

Luis Darmendrail
Luis Darmendrail

Así, el Mercado Central de Concepción se mantuvo operativo por más de 60 años hasta que el domingo 28 de abril de 2013 el recinto fue destruido por un incendio, cuya causa aún es desconocida y las soluciones para los locatarios no han estado alejadas de la polémica.

Un informe reciente de la Contraloría General de la República indicó que sólo el 46% de los comerciantes afectados por el siniestro ocupan las dependencias del Mercado Provisorio. Asimismo, el recinto ha sufrido cortes energéticos y se informó que la concesionaria debe dineros por pago de agua potable.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO