Bolivia

Agroflori acoge más de mil animales, pero menos del 10% retronan a su hábitat

A pocos metros de la congestionada y grisácea avenida Blanco Galindo, el canto de las aves va transportando a cualquier visitante de un espacio asfaltado y contaminado a uno verde y lleno de vida, donde más de mil especies de animales tuvieron una segunda oportunidad de vivir tras sufrir maltrato: el refugio de aves Agroflori.

Sin embargo, pese al esfuerzo, no todas retornan a su hábitat. Menos del 10 por ciento son reinsertadas. 

Pavas del monte, perdices, faisanes, tucanes, pavo reales, flamencos, tortugas carnívoras californianas, tortugas terrestres y benianas, agapornis, parabas frente roja, boas, erizos, monos, cientos de especies de loros y un ocelote, son algunas de las especies que alberga el refugio, víctimas del maltrato y del tráfico de animales.

“Hace dos semanas llegaron cinco caimanes y hace tres días llegó una lechuza con el ala fracturada”, añadió Lizbeth Bustamante, la médico veterinaria de Agroflori.

Las primeras aves fueron rescatadas por el fundador y propietario del parque, Marcelo Antezana. Cuenta que mientras ejercía su profesión como piloto fue testigo del tráfico de animales silvestres, pero decidió hacer algo. Gracias a esa decisión ya lleva casi 30 años acogiendo no solo aves si no también mamíferos, reptiles, entre otros. 

“Me inspira saber que si no somos ahora responsables, muchos de estos animales en muy poco tiempo van a desaparecer y si no hacemos este trabajo, nadie lo va a hacer”, reflexionó. Informó que actualmente cuentan con unas 1.400 especies de las que 950 son animales silvestres y el resto animales exóticos. 

Muchos de los animales llegan estresados, con las alas rotas, fracturadas, picos rotos, o mutilados como Foxy, el pequeño zorro andino sin cola.

La Policía Forestal y Preservación del Medio Ambiente (Pofoma) deriva a los animales rescatados que el refugio puede acoger, pero también reciben entregas voluntarias, comenta Lizbeth. 

“Especialmente a los que pueden recuperarse se los puede liberar, pero eso es menos del 10 por ciento y ocurre mayormente con aves rapaces, el resto no puede ser reinsertado”, lamentó Antezana.  

Lizbeth explicó que los animales están acostumbrados a recibir una comida y si los reinsertan van a esperar que alguien los alimente y van a fallecer. También pueden ser víctimas de la depredación, tras ser criados fuera de su hábitat natural. 

Más de 20 voluntarios apoyan al refugio y se sustenta con donaciones y las visitas enfocadas en concientizar sobre el maltrato y el tráfico de especies exóticas y silvestres porque detrás de las ventas hay muchas vidas perdidas. 

“Seamos más animales y menos humanos, el humano está poniendo el planeta en muy mal estado”, dijo Antezana. 

“Una vida en el refugio”

Desde sus cinco años, Lizbeth, la actual veterinaria creció en el refugio junto a su madre, Rosa Luizaga, quien trabajó en lo que antes fue un vivero, pero ahora ambas dedican su vida al cuidado de los animales. “Los animales ya son familia de nosotros”, expresó Luizaga.

SEPA MÁS

Agroflori avanza en un proyecto de conservación de las parabas frente roja para la liberación de las crías a su hábitat natural. 

Las visitas están abiertas de miércoles a sábado de 9:00 a 16:00. El ingreso tiene un costo de Bs. 20.También pueden donar frutas, semillas o ser voluntarios. 

Football news:

Gian Piero Gasperini: Ajax has always been my reference point. Miranchuk is ready to play
Cuadrado on Juve: We have started the season slowly, but we have never lost
Is van de Beek better than Pogba? Bruno Fernandes? Also no. Evra on his words about the Manchester United rookie
Jose Mourinho: In my Real life, there were amazing attacking players, we built a team. Tottenham need balance
Umtiti became a vegan: Never felt so good. Lost three kilograms
Alisson on recovery from injury: I prayed a lot, spent 5-6 hours a day with physiotherapists
The VAR referee told the Barcelona - real match referee that Langle did not foul on Ramos. Catalans want to get audio