Al menos nueve personas murieron pisoteadas y otras dos resultaron heridas la madrugada de este domingo en una fiesta popular en una favela de Sao Paulo, Brasil. Las muertes se registraron tras una incursión policial, informaron autoridades.

La secretaría de seguridad de Sao Paulo afirmó que la Policía militar realizaba un operativo en la favela Paraisópolis, en el sur de la ciudad, cuando dos hombres en una moto dispararon contra los efectivos y huyeron en dirección a una fiesta popular “aún efectuando disparos, ocasionando un tumulto entre los frecuentadores del evento”.

El teniente coronel Emerson Massera precisó que fallecieron ocho hombres, incluyendo un adolescente de 14 años, y una mujer. Dijo que otras dos personas resultaron heridas.

Massera agregó que unas cinco mil personas estaban en el “baile funk”, como se les llama en Brasil a un tipo de fiesta de calle que ocurre en barrios populares de Río de Janeiro y Sao Paulo, y que aglomeran miles de jóvenes los fines de semana.

Vecinos exigen justicia

La madre de una joven de 17 años que estaba en la fiesta y fue herida negó la versión oficial y afirmó, en declaraciones al portal G1, que se trató de una emboscada policial.

“Los policías cerraron la calle. Hubo una correría y pisotearon a la gente. Gas pimienta, balas de goma y encima estaban agrediendo a la gente. Fue un policía que atacó con una botella de vidrio a mi hija”, dijo la mujer.

“Un policía le dio un botellazo en la cabeza y un porrazo en la espalda (...) Cuando la vi no la reconocí, tenía el rostro deformado y perdió mucha sangre”, agregó.

Videos mostrando personas llorando y otras en el suelo circularon en las redes sociales ayer en la mañana. La televisora Globo difundió un video que mostraba a una persona siendo pateada por un policía. La estación dijo que el clip había sido filmado por un residente de la favela.

La asociación de vecinos Paraisópolis publicó un comunicado en sus redes sociales denunciando los excesos policiales.

“Esta madrugada jóvenes fueron acorralados en callejuelas y llevados a la muerte. Quien debería proteger está generando más violencia”, dice el texto. “No aceptaremos callados, exigimos justicia”, aseveraron.

OCURRIÓ EN UNA DE LAS MAYORES FAVELAS

Paraisópolis, vecina de la rica urbanización de Morumbi, es una de las mayores favelas de Sao Paulo con más de 50.000 habitantes. La mayoría no tiene acceso formal a la red de servicios básicos y muchas de sus calles no están asfaltadas. Abundan los recovecos angostos y construcciones precarias.

La asociación de vecinos lamentó las muertes y defendió los “bailes funk” como un espacio social ante la falta de opciones culturales para los jóvenes de la favela.

Pero el comisario Emiliano da Silva Neto cuestionó la realización de estos bailes porque a su juicio sirven como fachada para crímenes y tráfico de drogas. Agregó que los fallecidos no son por balas.